Enhorabuena a la nueva ejecutiva presidencial de Synergy Kim Eun Ji

miércoles, octubre 22, 2014

Mientras estudiaba Óptica y Administración de Empresas en la universidad, Kim Eun Ji soñaba con dirigir su propio negocio en lugar de tener un trabajo normal en una oficina.

“Cuando estaba buscando ideas para una empresa, un amigo me habló del marketing multinivel. Después de oír hablar sobre él, me di cuenta de que era exactamente el modelo de negocio que estaba buscando. ¿Ayudar a los demás y alcanzar el éxito al mismo tiempo? ¡Qué maravilla de negocio!”

Inicialmente comenzó a trabajar con una empresa local en Corea y tuvo éxito. Pero no tardó en darse cuenta de que la compañía no era fiable, lo que limitaba considerablemente su éxito. Fue entonces cuando conoció a la ejecutiva esmeralda Yoon Ji Young, que por suerte la introdujo en Synergy. Después conoció al ejecutivo presidencial doble Hwang Han Tae en Busan. Tras la reunión con Hwang Han Tae, decidió al fin unirse a Synergy.

“Fue increíble. Todo lo que necesitaba para alcanzar el éxito estaba ya en Synergy. Los mejores productos del mundo y el mejor sistema del mundo. Quedé totalmente convencida”.

El negocio de Synergy creado por Kim creció bien, pero, como sucede en la mayoría de los casos, las cosas no siempre salían como ella deseaba. No cabe duda de que Kim tuvo que enfrentarse a un buen número de retos.

“Cada vez que me desanimaba”, afirma, “Hwang Yun Tae me daba decenas de consejos sobre el modo de superar las dificultades. Cuando veía la pasión con la que él iba construyendo su negocio global, me motivaba para seguir esforzándome. Así es como logré alcanzar el éxito”.

Synergy no solo ha cambiado los ingresos de Kim Eun Ji, sino también su vida y la de toda su familia. Ahora se está preparando para volver a lo fundamental y seguir                                                                                          construyendo su negocio con una perspectiva renovada.

Synergy WorldWide

Some say he’s half man half fish, others say he’s more of a seventy/thirty split. Either way he’s a fishy bastard.