Nuevo Diamond Executive: Bart Woodcook

martes, septiembre 13, 2016


¡Felicidades al último Diamond Executive de Synergy: Bart Woodcook!

Antes de convertirse en uno de los mayores líderes de Synergy, Bart pasaba largas horas haciendo armarios a medida por la zona de Seattle, Washington. Durante esta época aprendió lo importantes que son el tiempo y el sacrificio para lograr el éxito.

Tras este tiempo haciendo armarios, Bart ha descubierto que las lecciones que aprendió en este sector le ayudaron a tener éxito en el mercadeo multinivel. Mantener activa una empresa de mercadeo multinivel requiere una ética profesional incansable, dedicación constante a un equipo y continua pasión por los productos de una empresa, lo cual describe la manera en que Bart dirigió su negocio en Washington. Cuando Bart empezó su negocio Synergy, aplicar estos principios fue tarea fácil pues encontró la compañía adecuada a la que fomentar.

Bart ha contribuido en gran medida al triunfo general de Synergy y su sociedad ha sido decisiva para el espectacular crecimiento de Synergy Europa durante todos estos años. Durante sus primeros años frenéticos y apasionantes con Synergy, Bart viajó desde su lugar de residencia en Buckley, Washington, a diversos lugares de toda Europa para hacer crecer y fomentar el negocio. Las constantes idas y venidas entre Europa y los Estados Unidos llevaron a Bart a comprar la casa de sus sueños en España para estar cerca de su equipo. La incesante dedicación de Bart le ha llevado a obtener el título de Diamond Executive, encontrándose a tan sólo un paso de convertirse en el próximo Presidential Executive de Synergy.

Los ejecutivos de Synergy valoran su relación con Bart y consideran que beneficia enormemente a la compañía como líder mundial. Su negocio se basa en los principios de la confianza, la honestidad y el respeto mutuo, y su pasión por Synergy sale a la luz cada vez que presenta sus oportunidades a un nuevo cliente.

Synergy WorldWide

Some say he’s half man half fish, others say he’s more of a seventy/thirty split. Either way he’s a fishy bastard.