Niamh O’Brien alcanza el título de líder de equipo

jueves, julio 17, 2014

¿Cómo conoció Synergy y qué le atrajo de la compañía?

Hace un par de años estaba en una reunión de negocios y uno de los participantes mencionó Synergy y dijo que era la primera vez que estaba dispuesto a respaldar un producto con su buen nombre profesional. Me intrigó al instante, porque ya me había cruzado con esa persona en otros círculos empresariales y dedicados a la salud y conocía su gran profesionalidad en todos los aspectos de la vida.

En aquel momento me interesaba principalmente la calidad de los productos y averiguar cómo podía incorporar V3 en mi clínica de acupuntura. En los primeros meses asistí a muchas reuniones con mi lista de preguntas nutricionales. Todas fueron respondidas por encima de mis expectativas y desde entonces y hasta hoy, Synergy, en todos los sentidos, ha seguido impresionándome.

¿Cuál es su producto favorito y por qué?

Creo que, para mi campo de trabajo, Mistify resulta especialmente atractivo. En muchas lesiones deportivas, hay que trabajar con los tejidos corporales a un nivel muy profundo y, si en una semana cualquiera hay demasiados pacientes que requieren tratamiento en los tejidos profundos, las articulaciones de mi muñeca y mi pulgar pueden resentirse. Mistify resuelve este problema, ya que bastan 60 ml adicionales antes de ir a dormir para que cualquier inflamación se haya reducido a la mañana siguiente.

¿Cómo es para usted un día típico mientras desarrolla su negocio?

Ayer, por ejemplo, pasé cuatro horas con uno de los miembros del equipo de mi línea descendente en un café. A lo largo del almuerzo y la sobremesa, estudiamos el plan de compensación y otros muchos intereses comunes.

Nos dimos cuenta de que habíamos dedicado a eso la mitad de una jornada laboral y no habíamos tenido ni por un segundo la sensación de que estábamos trabajando. Creo que a veces esa es la gran riqueza de Synergy: cómo pasarse la tarde de un viernes cualquiera trabajando y disfrutar de cada minuto. Y así es un día típico.



¿Cuántas horas trabaja cada semana?

Trabajo unas 15 horas de media cada semana. Eso lo incluye todo: desde las llamadas y las reuniones con los líderes a responder a las preguntas de los miembros de la línea descendente. 

¿Cuál diría que ha sido el factor más importante en su éxito hasta ahora?

Ha habido dos factores o, para ser más exactos, influencias. Mi patrocinador Keith Robinson y mi supervisora directa, Mandy Blaney. Han sido dos rocas en mi camino para llegar a ser líder de equipo. Tienen una confianza plena en la dirección hacia la que avanza Synergy. Me han ayudado a desarrollar la confianza en mí mismo hasta el nivel necesario para hacer realidad un sueño. Eso ha tenido un efecto increíble en mí.

Además, he tenido muchísima suerte con algunas de las personas que están en mi línea descendente. Tienen una mentalidad y unos intereses muy similares a los míos y coincidimos en muchos eventos y cursos. Supongo que esto es lo que se entiende por elegir a aquellos con los que quieres trabajar; es decir, las personas cuya compañía te gusta también fuera de Synergy.

¿Quién le ha ayudado a desarrollar su negocio?

De nuevo, todo mi reconocimiento para Keith Robinson y Mandy Blaney, que me han guiado a lo largo del camino. Todos los nuevos miembros que llegan a mi negocio descubren enseguida el respaldo del equipo cuando Keith y Mandy contactan con ellos poco después de que se inscriban. Keith ha viajado desde el campo a Dublín solo para realizar una selección para uno de los miembros de mi equipo. Su dedicación y su compromiso con Synergy son inigualables. Es imposible no ser positivo cuando se habla con Mandy. Si algún día flaqueaban mis energías o si tenía en la cabeza algunas preocupaciones, Mandy conjuraba todo lo negativo y me ayudaba a ver las cosas de otra forma. Su pasión es contagiosa. También es obligado mencionar al director general de Europa Occidental, Rob Lord. Su manera decidida pero suave de abordar todas las peticiones demuestra no solo su profesionalidad y su apoyo, sino también que es, sin duda, uno de los directivos más sólidos de Synergy.   

¿En qué actividades se involucra regularmente para ayudar a los miembros del equipo y hacer crecer su negocio?

Como muchos de los miembros de mi equipo piensan de un modo similar, a menudo asistimos a eventos interesantes y pasamos veladas juntos, por ejemplo para participar en una charla de algún orador que nos motiva o en una demostración sobre comida sin procesar. Estas actividades nos ayudan a reforzar los vínculos y crean un entorno en el que es fácil expresar las nuevas ideas. Con algunos de los miembros de mi línea descendente que están en el extranjero mantengo el contacto a través de Skype.

¿Cuáles son sus objetivos en este momento?

Tras alcanzar el rango de líder de equipo y mantenerlo durante un mes consecutivo para optar a la Academia de Jefes de Equipo de Austria, ahora mi meta es llegar a director de equipo. Quiero lograrlo ayudando a dos personas de mi organización, que tienen un gran potencial, a obtener el rango de líderes de equipo. Esto será posible gracias a la ayuda de la recién creada Synergy Ireland Academy. Estoy rodeado de muchos colegas increíbles, cada uno con un conjunto único de capacidades. Este grupo irlandés es tan fuerte que a veces lo comparo con los X-Men. Estoy deseando ver cómo crece Irlanda a lo largo del próximo año a medida que esta Academia se vaya fortaleciendo.  

Si tuviera que dar un consejo a una persona que acabara de unirse a Synergy, ¿qué le diría?

Que se prometa a sí misma que no se rendirá hasta que llegue al rango de líder de equipo. Es entonces cuando debe tomar una decisión sobre Synergy como plan de negocio a largo plazo. En ese punto, la decisión será muy sencilla. Puede llevar algún tiempo sentar las bases y encontrar a las personas adecuadas, pero una vez que se consigue, es una aventura mágica llena de diversión, emoción, actividad, viajes, crecimiento y expansión. Sin duda es así como todos deberíamos vivir.

Creo que en el trayecto del nivel estrella al de líder de equipo es muy importante encontrar tiempo cada día para pensar en positivo, ya sea con un libro, una meditación, una visualización o hablando con alguien de la línea ascendente que siempre te haga sentir motivado.

“Siempre va a haber pequeños escollos en el camino a la cima”. Es un gran consejo de mi patrocinador Keith Robinson y algo que siempre recuerdo y que me hace cambiar inmediatamente de perspectiva. Estamos programados para reaccionar ante lo que nos trae la vida, pero si se tiene una visión clara y se cree en el proyecto, los pequeños escollos son exactamente eso: pequeños.    

Synergy WorldWide

Some say he’s half man half fish, others say he’s more of a seventy/thirty split. Either way he’s a fishy bastard.