5 maneras de preparar tu sistema inmunológico para el invierno

sábado, diciembre 05, 2015


Existen muchas especulaciones en torno a por qué parece que empezamos a congestionarnos y a tener más tos en cuanto llega el aire frío. Un estudio de la Universidad de Yale anunció en enero de 2015 que el aire frío invernal debilita las defensas inmunológicas de la nariz permitiendo a las bacterias y virus esconderse en cada rincón introduciéndose así más fácilmente en tu organismo.

Antes de este estudio, muchos se planteaban la hipótesis de que el incremento de las enfermedades estaba relacionado con el hecho de que nos quedamos más en casa compartiendo el respiro. Si bien puede que esta teoría sea en parte verdad, está comprobado que un clima más frío tiene un efecto abrumador en los sistemas inmunológicos. Aunque no existe una manera de evitar que el invierno llegue, hay formas de ayudar al organismo a luchar contra intrusos indeseables.

Haz acopio de vitaminas C y D

Si bien todas las vitaminas tienen su importancia en el mantenimiento de la salud, las vitaminas C y D destacan más por su habilidad de fortalecer el tejido conectivo de los huesos y atacar los virus ellas mismas, lo que conlleva que hagamos menos visitas al médico durante los meses fríos. Asegúrate de añadir cítricos a tu dieta diaria de vitamina C, y enfréntate al frío tomando un poco el sol para obtener una dosis saludable de vitamina D.

Cocina con hierbas y especias

Ten a mano un buen especiero este invierno. Hay estudios que demuestran que el ajo, el jengibre, la pimiento negra, la pimienta de cayena, la pimienta de Jamaica, el curry y la cúrcuma, todos ellos contienen propiedades que fortalecen las defensas inmunológicas.

Mantén la salud intestinal

El tracto gastrointestinal alberga una buena parte del sistema inmunológico. Esto quiere decir que una parte importante de un sistema inmunológico fuerte se debe a unos órganos digestivos sólidos. Una dieta saludable y un sueño adecuado desempeñan un papel fundamental en la salud intestinal, pero los probióticos, también conocidos como “bacterias buenas”, se valoran por mantener una función intestinal saludable. Los probióticos pueden tomarse en forma de suplemento, pero son más comúnmente reconocidos como un componente que encuentra en el yogur.

Come, bebe, suda, duerme, repite

El cuidado de tu sistema inmunológico requiere los mismos pasos que conlleva el mantener un bienestar corporal total. Dale a tu organismo alimentos integrales, elige el agua en lugar de los refrescos, haz ejercicio de forma moderada varias veces por semana, duerme de 7 a 8 cada noche y convierte en hábitos todas y cada una de estas decisiones sanas.

¡No te estreses!

Desafortunadamente, nadie es inmune al estrés. Sin embargo, el tipo de estrés más peligroso que afecta a los sistemas de tu organismo es el estrés crónico, o el estrés que deriva en altos niveles de hormona cortisol. Esta hormona del estrés tiene un efecto debilitante en el sistema inmunológico y puede realmente afectar a tus planes invernales. Así que recuerda relajarte, no preocuparte por pequeñeces y disfrutar de un invierno sin gripes y sin frío.




Synergy WorldWide

Some say he’s half man half fish, others say he’s more of a seventy/thirty split. Either way he’s a fishy bastard.